Crimen de Gualeguaychú

Fecha: Diciembre de 2017
Víctima: Fernando Pastorizzo
Imputada: Nahir Galarza

Breve reseña del caso.
 
El día 29 de diciembre de 2017, Nahir le pide a su novio Fernando que la lleve hasta la casa de su abuela.
 
Al llegar le efectúa un disparo a corta distancia por la espalda que lo tira de la moto que conducía y ya desde el piso, la imputada le efectúa un segundo disparo directo al pecho. Ambos disparos terminan con la vida de Fernando.
 
El episodio ocurrió la madrugada del viernes en General Paz entre Artigas y Pueyrredon, barrio Tomás de Rocamora.
 
El relato de los hechos lo efectúa la imputada al momento de realizar la declaración a la que fue llamada.

El cuerpo de la víctima es hallado por un remisero que circulaba por el lugar y lo ve tirado y agonizando en la acera. Al acercarse da aviso a la policía y cuando arriban a la escena del crimen los profesionales de la salud, Fernando ya se encontraba sin vida.

Otro testigo afirma que del lugar se retiró una persona de sexo femenino.

Nahir, declaró que luego de cometer el homicidio, dio una vuelta manzana y se dirigió hasta su domicilio donde se bañó y luego se acostó, según consta en la declaración efectuada por la imputada ante el Fiscal que lleva adelante la investigación.

La madre de la víctima recibió el llamado que su hijo había recibido dos disparos y se comunicó automáticamente con Nahir para consultarla a qué hora lo había dejado y dónde fue.

En todo crimen es necesario contar con tres factores: a) Ocasión, b) Oportunidad y c) Motivo.

El autor o la autora del crimen, encontraron en la calle General Paz al 300 de la ciudad de Gualeguaychú, la combinación de éstos tres factores que le permitieron poner fin a la joven vida de Fernando Pastorizzo.


Aspectos Periciales.

Todo hecho criminal debe ser probado mediante el aporte de elementos objetivos que sean recolectados en el lugar del hecho, en posteriores allanamientos o en diligencias que surjan de la investigación criminal del hecho.

Al momento de iniciar con la investigación del homicidio, se deben elaborar diferentes hipótesis posibles, y de ellas trabajar en la más probable de todas ellas según surja de los estudios periciales que se vayan llevando a cabo en el transcurso de esa investigación. Esto es lo que se conoce como Secuencia Fáctica.

La reconstrucción del hecho es una diligencia judicial tendiente a demostrar la veracidad o falsedad de las declaraciones testimoniales, mientras que desde las ciencias forenses se aportan los elementos técnicos científicos que permiten acreditar el hecho y atribuir su autoría a quien corresponda, dando respuestas al Quien? Cómo? Cuándo? Dónde?de ese hecho criminal investigado.

En éste caso puntual, las pericias que se están llevando a cabo son las siguientes:

a) Balística
b) Informática
c) Química
d) Psicológica
e) Rastros

a) Balística, las pruebas forenses son tendientes a determinar la correspondencia entre los proyectiles indubitados obtenidos del arma de fuego que utilizó el autor y de los proyectiles extraídos del cuerpo de la víctima en la operación de autopsia, y de las vainas servidas halladas en el lugar del hecho.

Según informaciones periodísticas el arma de fuego utilizada en el crimen de Fernando, corresponde a la que posee el padre de Nahir. Es una pistola calibre 9 mm que utiliza en la Policía provincial.

Los estudios permitieron determinar la correspondencia entre los surcos y los macizos de los proyectiles dubitados e indubitados, los cuales presentaron las mismas características propias del estriado del interior del cañón de la pistola 9 mm del padre de la imputada.

El mismo estudio comparativo se efectuó a las vainas servidas las cuales presentaban las mismas características generadas por la aguja percutora, la uña extractora, el espaldón y el botador de la pistola 9 mm analizada.

Al mismo tiempo se efectuaron estudios tendientes a determinar si el arma de fuego era de funcionamiento normal o anormal y si se encontraba apta para el disparo (situación que ya está más que comprobada con el daño causado a quien en vida fuera Fernando ).

Dentro de los estudios periciales al funcionamiento del arma se debe haber solicitado la celosidad de la cola del disparador y el estado y funcionamiento de los seguros. Estos elementos permiten o no determinar la posibilidad de un disparo accidental del arma de fuego.

Estos resultados comparativos establecen de forma categórica e indubitable que el arma de fuego utilizada en el crimen de Fernando, corresponde con el arma reglamentaria del padre de la sospechosa.

b) Informática, este tipo de estudios periciales permiten establecer en primer lugar el tipo de vínculo personal que mantenían tanto la víctima como el victimario, la relación entre ellos puede agravar el tipo de delito cometido por el autor, en caso de confirmarse que Nahir es la autora de dicho homicidio y si mediaba entre ambos una relación sentimental actual o de reciente data.

Al mismo tiempo el estudio de las celdas de las antenas de celulares que captaron el equipo de telefonía móvil de Nahir, la pueden ubicar o no en la escena del crimen. Para ello es necesario el análisis de todas las comunicaciones móviles de la zona del homicidio, de todas las empresas prestadoras de telefonía móvil, estudiando todas las celdas de las antenas cercanas al lugar del hecho.

c) Química, esta pericia efectuada en las manos de la imputada y de otros testigos, mediante el estudio de la prueba de parafina (según indican los medios periodísticos de difusión masiva) arrojan un saldo negativo. Dicho resultado permite establecer que la imputada no efectuó un disparo de arma de fuego recientemente.

Ahora bien, estos resultados pueden arrojar un falso negativo, si el autor o la autora, se lavan las manos eliminando restos de pólvora que son buscados por este tipo de estudios.

En la actualidad este estudio se reemplazó por la técnica de microscopia electrónica de barrido, que estudia las muestras en búsqueda de partículas fusionadas de plomo, bario y antimonio, que son características y consistentes con disparos de armas de fuego. Estos componentes son los que se encuentran en la cápsula fulminante que es la responsable del inicio del ciclo de disparo del arma de fuego.

Complementariamente se deben hacer estudios para establecer si el arma de fuego cuestionada, la pistola calibre 9 mm secuestrada, deja residuos de disparo, y cotejar estos resultados con los obtenidos en las manos de la sospechosa.

Cabe mencionar que si bien, los estudios se llevaron a cabo en un corto plazo, el lavado de las manos en profundidad disminuye los posibles resultados periciales. Al mismo tiempo que en caso de haber utilizado guantes cualquier tipo de estudio arrojará indefectiblemente un resultado negativo sea cual sea la técnica pericial utilizada. Por ello es fundamental en estos casos, y ante la época del año del suceso y de la temperatura del lugar, efectuar la toma de muestras no solo de ambas manos, sino de su antebrazo, brazo, rostro y hasta de las prendas que utilizó la sospechosa el día del hecho.


d) Psicológica. Los estudios periciales en el ámbito de la psicología y psiquiatría permiten establecer las condiciones psíquicas en las cuales se halla al momento del estudio pericial y las que presentaba al tiempo de la sucesión de los hechos.

Es importante establecer que estas pericias intentan determinar si Nahir es imputable o inimputable.Si pudo o no comprender la criminalidad del acto y dirigir sus acciones. Al mismo tiempo los test que se le realizarán deberán indicar si está en condiciones de afrontar el debate oral, es decir si está en condiciones de presenciarlo según sus capacidades psíquicas.

Por la modalidad de los hechos relatados por la misma imputada, no encuadraría en el marco de la emoción violenta ni siquiera dentro de la figura de legítima defensa ya que de las pericias de rigor efectuadas en la escena del crimen, Fernando no portaba ningún tipo de arma de fuego o arma blanca que pudiera poner en riesgo la vida de Nahir.

Estos estudios psicológicos deben analizarse dentro del contexto en el cual sucedieron los hechos tomando como referencia el tiempo anterior y posterior a los disparos efectuados contra Fernando.


e) Rastros. La pericia en rastros se lleva a cabo para búsqueda de impresiones dactilares del autor del disparo en alguna parte de la pistola utilizada en el hecho.

Por el tiempo transcurrido y por habérsela llevado el padre de la Imputada a su jornada laboral de rutina, el hallazgo o no de los rastros dactilares de Nahir se dificulta.

Los secotres donde suelen obtenerse mejores improntas dactilares es en las cachas del arma dependiendo siempre del material constitutivo de las mismas.

Cuando uno deposita un rastro latente dactilar, al producirse el contacto de la cara interna de la tercer falange contra una superficie deposita aguas, grasas, sales, enzimas, proteínas y aminoácidos. En este orden se depositan las diferentes capas y en el mismo orden se degradan, es decir que dependiendo del tiempo transcurrido entre el contacto de las yemas con el elemento y las condiciones de conservaciónes el tipo de reactivo que se puede utilizar para revelarlas y que puedan tener la entidad suficiente para establecer identidad física humana de forma categórica.


CONCLUSIONES

Es importante destacar que todos estos estudios deben realizarse en forma conjunta y no aisladamente ya que cada uno aportará un elemento constitutivo de esa mecánica de producción que debe ser probada mediante elementos objetivos que son todos científicamente demostrables.

Se debe llevar adelante un trabajo interdisciplinario con la Medicina Legal y la Criminología para arribar a la reconstrucción de ese hecho histórico.

Cada Ciencia Forense aporta su saber, su técnica de estudio y su conclusión y todas ellas de manera conjunta elaboran y dan fuerza a la Secuencia Fáctica de ese hecho criminal investigado.

Toda muerte violenta responde a una de las siguientes modalidades: a) Homicida, b) Suicida o c) Accidental, las pruebas objetivas permiten descartar y confirmar la que realmente sucedió.

La autopsia comienza en el lugar del hecho, registrando la forma de hallazgo del cuerpo y la recolección de todos los elementos allí presentes. Es fundamental que el médico forense que constata el deceso en la vía pública esté presente en el momento de llevar adelante la operación de autopsia para aclarar cualquier cuestión que surja en ese momento. Situación similar para la participación del experto en balística quien informará la presencia o no de telón de interposición y de los signos patognomónicos de disparos a corta distancia tanto en las prendas como en la piel de la víctima.

contador de visitas
Usted es el lector número...